María celebraba su Primera Comunión y como muchas de las niñas de hoy en día es fanática de las Monsters High, por eso el tema de su Candy estaba muy claro.

Nos dieron total libertad en el diseño de la mesa y en la elección de colores de la decoración y las golosinas, sólo nos pidieron que el color negro no predominara en la mesa (aunque es uno de los colores característicos de estas muñequitas.

Celebraron la Comunión en el Restaurante Molí de Xirles.

Comestibles:

Golosinas 70%
Chocolates 0%
Repostería 30%
“La niña ha quedado súper contenta al ver su Candy Bar. Los cupcakes de chocolate y dulce de leche han triunfado y las piruletas de galletas les han encantado a los niños”

¿Quieres algo similar a esto?