Este Candy Bar era un regalo sorpresa para Pablo en el día de su Primera Comunión.

Cuando nos reunimos con la mamá de Pablo para plantear el Candy Bar, nos comentó sus gustos y aficiones pero nos dijo que sobre todo era fanático de Minecraft, y así decidimos que esa sería la temática de la mesa de su Comunión. 

Diseñamos la estructura, decoración y la papelería de la mesa acorde al famoso videojuego Minecraft.

¡Pablo quedó muy contento con su Candy!

Comestibles:

Golosinas 100%
Chocolates 0%
Repostería 0%
“Muchas gracias por todo, al niño le gustó mucho”

 

¿Quieres algo similar a esto?